Los sistemas de guiado automático (AGV) de CREFORM aportan dinamismo a su proceso de producción.
El transporte de material se optimiza de manera eficiente, flexible y especialmente a bajo coste.

Los AGV de CREFORM no solamente se hacen cargo de las labores de transporte, como p.ej. el encadenamiento de dispositivos de producción y de montaje, sino también de las labores de movimiento, de almacenamiento y del picking.

Los sistemas de guiado automático CREFORM son la solución elegante garantizando un flujo de material automatizado en el interior de su empresa.

Por su compatibilidad con el sistema de conexión tubular CREFORM , podemos diseñar el AGV exactamente según usted lo imagine y lo requiera. Gracias a su construcción ligera y modular, los AGV de CREFORM circulan con bajo consumo de energía.

Coloquen el carril óptico o magnético en la ruta deseada y el sistema está inmediatamente operativo. Los sensores de la unidad de propulsión del AGV leen el recorrido del trayecto.

Unidades de señalización adicionales sobre el suelo, permiten trayectos en marcha lenta, paradas y cambios de dirección.

Los obstaculos se reconocen gracias a otra tecnología sensorial, la cual paraliza de manera segura el AGV. En caso de desear una modificación de trayecto, simplemente tiene que trasladar el trayecto a lo largo de la nueva ruta deseada.

 

 

Los Vehículos de Guiado Automático son sistemas de transporte ligados al suelo guiados automáticamente. Cada uno de los vehículos es guiado sin conductor y transporta cargas entre dos o más estaciones en un recorrido de transporte predeterminado: Tanto la toma y entrega de carga, así como el control del vehículo se efectuan a través de PLC.